jueves, 24 de noviembre de 2011

Integración de las EPSVs y Fondos de Pensiones de Etorpensión y Fineco

Hoy ha aparecido publicado en prensa que se integran los fondos de pensiones de Fineco y Etorpensión:

La entidad resultante tendrá más de 2.300 socios y gestionará un patrimonio de 105 millones de euros. Fineco gestiona los fondos de banca privada de BBK y Etorpensión los planes de pensiones de las patronales vascas.

Las asambleas de socios de las EPSV de Etorpensión y Fineco aprobaron ayer su integración, que según comunicaron, supone la puesta en marcha de 'una iniciativa de gran relevancia y trascendencia para el futuro de las dos EPSV'. La entidad resultante tendrá más de 2.300 socios y gestionará un patrimonio de 105 millones de euros, además de ofrecer a sus socios más opciones de perfiles de riesgo, costes más competitivos, equipo humano altamente profesionalizado y las sinergias.

El acuerdo, según informaron, garantiza la independencia, así como la representatividad en los órganos de gobierno, y el modelo de EPSV preconizado por ambas entidades desde su nacimiento, al tiempo que se mantienen sus marcas y señas de identidad. Los responsables de la operación consideran que este Acuerdo representa el mejor escenario posible para seguir cumpliendo los objetivos de las dos EPSV.

Etorpensión EPSV nació en 1990, impulsada por la sociedad de garantía recíproca Elkargi y las patronales Adegi, Sea y Cebek para ofrecer a los empresarios, profesionales y directivos vascos un modelo de ahorro para cubrir con solvencia y eficiencia situaciones como jubilación, fallecimiento o invalidez.

Por su parte, Fineco EPSV pertenece al Grupo Fineco, que desde 1984 ofrece servicios exclusivos de gestión y asesoramiento global de patrimonios, que en 2008 fue absorbida por el Grupo BBK para operar en banca privada.

viernes, 11 de noviembre de 2011

El valor de los traspasos entre planes de pensiones se reduce un 26%

Los partícipes de planes de pensiones individuales realizaron movilizaciones entre productos en el segundo trimestre del año por valor de 1.568 millones de euros, según datos de INVERCO entre una muestra del 94% del patrimonio del Sistema Individual. La cifra es un 26% inferior a los 2.136,5 millones de patrimonio movilizado en el mismo trimestre de 2010, y está lejos de los 3.229 millones de euros ‘movidos’ en el último trimestre de 2010, periodo, este de fin de año, en el que tradicionalmente se realizan la mayoría de traspasos entre productos.

De los datos del el segundo trimestre de este año, INVERCO cometa que el 65% de las movilizaciones recibidas por los planes (entradas) han sido dentro de la propia gestora, mientras que el resto han sido recibidas de otras gestoras. Mientras, el 63% de las movilizaciones realizadas (salidas) han sido dentro de la propia gestora.

martes, 4 de octubre de 2011

En busca de la comparativa de rentabilidades EPSVs

Llevo unos días intentando localizar a lo largo y ancho de la Red una comparativa de las rentabilidades que han cosechado las distintas EPSVs en 2010.

Después de muchas horas, he llegado a la conclusión de que o bien esta información no ha sido recabada por nadie, o bien no está publicada en Internet.

En la pagina http://www.epsv.org/noticias.php podemos ver la lista completa con el patrimonio y socios de cada una pero no se muestran las rentabilidades obtenidas por cada EPSV.

En fin, seguiré buscando... si alguien sabe donde encontrar esta info, por favor, que deje un comentario.

Gracias!!

jueves, 8 de septiembre de 2011

Los planes de pensiones institucionales resisten la crisis mejor que los privados

Interesante artículo en "El País":

La prudencia y el ahorro resultan buenos consejeros en tiempos de crisis y de depreciaciones generalizadas de todo tipo de bienes. Ambos factores han contribuido a que los planes de pensiones del sector público Que agrupan a los funcionarios del País Vasco -Elkarkidetza, destinado a los funcionarios municipales y forales e Itzarri, del Gobierno- estén resistiendo mejor la crisis que los privados.
Desde que en 2008 sus patrimonios, al igual que los del resto de Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV, el modelo vasco de planes de pensiones), sufrieron una pérdida de valor generalizada, se están recuperando a un ritmo más alto que el resto de los fondos de empleo e individuales.

El patrimonio total de Elkarkidetza ha pasado entre marzo de 2010 e igual mes de este año, último dato ofrecido por la federación que agrupa a las EPSV, la patronal del sector, de 700 a 754,5 millones, el 7,7%, con una ligera variación de socios, que pasaron en ese plazo de 26.408 a 26.947. Ese porcentaje supera en más de tres puntos la media del sector de las EPSV de empleo, que registró un crecimiento interanual del 4,6%. En línea con esta media del sector creció el mayor de los planes, el de Lagun Aro -un 4,3%-, que suma casi la mitad del patrimonio total de este tipo de planes (4.504 millones de los 9.668 totales).
Mejor comportamiento ha tenido si cabe el de los funcionarios del Ejecutivo autónomo, que creció en el último año un 23%, aunque en buena parte debido al incremento de socios, que pasaron de los 81.000 de marzo de 2010 a los 89.500 de igual mes de este ejercicio. Sin embargo, esa subida de socios no explica por sí sola que el patrimonio haya crecido de los 315,2 millones a los 409,5 en ese periodo.
"Se ha producido un efecto de refugio de los ahorros de los funcionarios en un momento en el que en ningún otro sitio estaban seguros", aseguran fuentes del Ejecutivo. De hecho, la prudencia al invertir los patrimonios totales en las denominadas EPSV de empleo y la contribución de las empresas a esos fondos ha hecho que evolucionen mejor que los individuales, cuyo crecimiento en el mismo periodo se queda en un 2%. Este tipo de planes, los de la mayoría que sustentan las entidades financieras, han registrado depreciaciones en sus patrimonios.
La importancia de los planes de pensiones ha llevado al Gobierno vasco a actualizar la legislación y apostar por la profesionalización de sus equipos de gestión, es decir, quienes deciden qué tipo de inversiones van a realizar con esos fondos.
La nueva legislación, que inició en julio su tramitación parlamentaria, se justifica por el aumento de sus patrimonios. A finales de 2010 rozaba los 20.000 millones de euros, lo que supone alrededor del 30% del PIB vasco, una situación mejor que la del resto de España donde ronda el 8,1%, aunque por debajo aún de la media UE-15 (36,6%).
En diciembre pasado existían un total de 191 entidades de previsión social que sumaban un patrimonio de 19.258 millones, un récord histórico. Del total, 9.855 millones corresponden a 422.000 asociados a las 57 EPSV de empleo; otros 9.276 millones están contratados en planes individuales -733.000 personas-. Las cuatro entidades con planes asociados suman 112 millones, con 4.228 asociados, mientras que las 83 restantes de previsión apenas alcanzan los 14 millones (109.000 cuentas).

miércoles, 27 de julio de 2011

Como calcular la pensión en España

Las dos variables fundamentales para determinar la cuantía de las pensiones de jubilación son el periodo de cotización y las aportaciones realizadas durante el mismo.

Dado que en España la afiliación a la Seguridad Social es obligatoria, la carrera de cotización corre paralela a la vida laboral, y las aportaciones tienen una relación muy directa con el sueldo percibido. Por tanto, para alcanzar la pensión máxima del sistema que ahora es de 34.526 euros (2.466 al mes, por catorce pagas), se precisa una carrera larga y sueldo de tipo medio y alto.

Esta pensión podía lograrse hasta ahora con 35 años de cotización, y calculada sobre las aportaciones de las 15 últimos. Pero tras la reforma aprobada el pasado jueves en el Congreso, el acceso se ha endurecido notablemente.

Por ley la Seguridad Social proporciona una pensión de jubilación contributiva (que tiene una relación directa con las aportaciones, al contrario que la asistencial, que tiene garantía financiera del Estado) a quien acredite al menos 15 años de cotización y haya cumplido los 65 de edad. Con catorce años y 11 meses sólo se puede recibir la pensión no contributiva, pero pueden alcanzarse los 15 años prolongando la cotización más allá de la edad de jubilación legal. Eso sí: una pensión contributiva lograda con 15 años y un día de cotización puede convertirse en la fórmula con mayor retorno posible, puesto que el Estado garantiza con complementos a mínimos la pensión mínima legal, aunque el cotizante no haya financiado ni la mitad.

Así, con 14 años, 11 meses y 29 días se percibe aproximadamente sólo la mitad de pensión que con 15 años y un día. En concreto, la pensión no contributiva es de 4.755,8 euros al año (339,7 al mes), mientras que la mínima garantizada contributiva es de 8.229,2 euros anuales (587,8 al mes) si el perceptor vive solo, y de 10.152 al año (725,2 al mes) si tiene un cónyuge a su cargo que carece de renta.

Nuevos requisitos de edad y aportaciones

Esto es así hasta enero de 2013. Desde esa fecha, bastarán 15 años de cotización, pero habrá que tener cumplidos 65 de edad y más de forma progresiva. En enero de 2013 se precisarán 65 años y un mes de edad, exigencia que crecerá en un mes por cada año hasta que quien se jubile en 2018 precise 65 años y medio. A partir de esa fecha, la edad de jubilación se prolongará en dos meses por cada año, de tal guisa que en 2027 serán precisos ya los 67 años cumplidos para acceder al retiro.

El periodo de cotización que determine la pensión, que ahora es de 15 años, también cambia con la reforma aprobada en el Congreso y avanzará un año cada ejercicio desde 2013 de forma ininterrumpida hasta que en 2022 sean precisas las cotizaciones de los 25 años últimos para determinar la cuantía, variable que se mantendrá estable desde entonces.

Para las contributivas el sueldo es la madre de la cotización. Pero ésta se mueve en una horquilla en función de la categoría profesional del cotizante, sea asalariado o autónomo. La norma obliga a que casi todas las partidas que la nómina recoge como remuneración conformen la base de cotización, con excepciones, como el plus de transporte, y todas las que no tengan relación directa con el desempeño. La base oscila entre los 746 euros de mínimo del personal no cualificado y los 3.230 euros al mes de máximo de los licenciados. La aportación resulta de aplicar un tipo de cotización a la base citada, y la conforman las aportaciones del trabajador y de la empresa, que se reparten el esfuerzo: la empresa aporta el 23,6% de la base, y el trabajador el 4,7%. El autónomo aporta todo (28,3%).

La escala de aseguramiento

Como la Seguridad Social busca la supuesta contributividad, fija la prestación de jubilación utilizando también la variable tiempo. Así, el retorno en función de los años cotizados se determina en lo que se conoce como la escala de aseguramiento. Tal escala parte de 15 años cotizados (el mínimo exigible), con los que se obtiene el 50% de la base reguladora (es en la práctica la cuantía de la primera pensión). El porcentaje de base reguladora a percibir crece en función de los años cotizados, hasta alcanzar el 100% con 35 años de cotización. En tal circunstancia, base reguladora y pensión son idénticas.

Esta gradualidad en la escala de aseguramiento se ha cambiado con la reforma, de tal guisa que se logra igualmente el 50% de la base reguladora con 15 años cotizados, pero se modifica para el resto. Esto es: a partir del año decimosexto, por cada mes adicional de cotización, comprendidos entre los meses 1 y 248, se añadirá el 0,19%, y por los que rebasen el mes 248, se añadirá el 0,18% (lo que puede ser un pequeño castigo para, o desincentivo a, las carreras largas), sin que en ningún caso el porcentaje aplicable supere el 100%.

Sólo son posibles las excepciones si se rebasa la edad legal de jubilación, y en tales casos se incrementará en un 2% por cada año si sólo se han cotizado 25 años; en un 2,75% si se han cotizado entre 25 y 37 años, y del 4% si se han cotizado más de 37 años.

La fórmula mágica

¿Cómo se calcula la base reguladora? Dividiendo por 210 la suma de las bases de cotización del trabajador durante los 180 últimos meses de cotización (sus últimos quince años de vida laboral). Se tomarán los 24 últimos meses por su valor nominal en euros, y los 156 meses restantes por los valores corrientes actualizados con la inflación generada hasta los 24 últimos meses. La inflación a considerar será la registrada oficialmente por Estadística.

Con esta fórmula, la base reguladora sería un 85,7% de la base de cotización; y la pensión (primera pensión) sería el porcentaje de la base reguladora que determine la escala de aseguramiento en función de los años trabajados.

En caso de que existiesen lagunas de cotización en los quince años del cómputo, se aplicará la base mínima de su categoría profesional. Dado que es obligado estar en situación de alta en el momento de causar pensión, pueden arrastrarse periodos de desempleo en los últimos años de vida laboral, que cercenarían la cotización y, por ende, la cuantía de la pensión.

Esta fórmula explicada es de aplicación hasta enero de 2013, y entonces, aunque se mantiene su estructura, varía en función de los nuevos requisitos de aportaciones para tener derecho a la pensión. Así, en 2013 en el numerador de la fórmula se computarán las bases de cotización los 192 últimos meses, que crecerán en doce por cada año que pase, hasta alcanzar la suma de los últimos 300 meses ya en 2022.

En el denominador en 2013 en vez de 210 será 224. Es decir: se dividirá por 224 la suma de las bases de los últimos 192 meses (16 años);
  • en 2014, se dividirá por 238 las bases aportadas en los últimos 204 meses (17 años);
  • en 2015, se dividirá por 252 las bases aportadas en los 216 meses últimos (18años);
  • en 2016, se dividirá por 266 las bases sumadas de los 228 meses últimos (19 años);
  • en 2017, se dividirá por 280 las bases aportadas en los 240 últimos meses (20 años);
  • en 2018, se dividirá por 294 las bases aportadas en los 252 meses últimos (21 años);
  • en 2019, se dividirá por 308 las bases aportadas en los últimos 264 meses (22 años);
  • en 2020, se dividirá por 322 las bases sumadas en los últimos 276 meses (23 años);
  • en 2021, se dividirá por 336 las bases acumuladas en los últimos 288 meses (24 años);
  • y en 2022 y siguientes, se dividirá por 350 las bases de los últimos 300 meses (25 años).

En todos los casos, tal como ahora, se computarán los dos últimos años por el valor nominal de las cotizaciones, y se actualizarán con la inflación devengada en cada año todas las anteriores (las de los 23 anteriores en el caso extremo a partir de 2022).

La quimera de la pensión completa

Hasta ahora podía lograrse el 100% de la base reguladora con 35 años cotizados, y así será hasta 2013. Pero desde esa fecha se estimarán en paralelo los años cotizados para tener derecho al 100% de la base reguladora (algo parecido a la pensión, en función de las fórmulas explicadas antes). Al igual que con la edad de jubilación. Con este mínimo para tener el 100%, se amplía en un mes cada año a partir de enero de 2013, hasta 2018, en que serán necesarios 35 años y seis meses. Desde entonces los saltos del requisito serán de dos meses en dos meses por cada año, hasta llegar a los 37 años en 2027. Como ahora, todo lo cotizado por encima del exigido para tener el 100% de la base reguladora, se pierde, se le regala al sistema.

Pero la reforma ha introducido otra particularidad, que modifica los años de cotización para retirarse a los 65 años. Así, de los 35 actuales de cotización para poder retirarse a los 65 años, se pasa a los 38 años y medio cotizados para poder retirarse a los 65 de edad y con el 100% de la base; esta escala salta de seis meses en seis meses y lo hace cada dos años.

Por lo que se refiere a las prejubilaciones, se mantiene el mecanismo hasta enero de 2013. En España existe la posibilidad de jubilarse a los 60 años si se registró cotización antes de enero de 1967, o a los 61 para el resto si ha mediado un expediente de crisis en su empresa. En tales casos, la pensión que se determine se reducirá un 8% por cada año de anticipo del retiro sobre los 65 años: 8% si es a los 64; 16% si es a los 63; 24% si es a los 62 años; etc. Pero si el periodo cotizado acreditado supera los 40 años, el coeficiente reductor anual aplicable es del 7%.

A partir de esa fecha, se mueven las de acceso a la prejubilación o retiro anticipado, en paralelo a como se mueve la edad legal, y se mantienen los coeficientes reductores de la prestación.

Extraido de cincodias.com

Luz verde al Proyecto de Ley de EPSV

El Consejo de Gobierno vasco aprobó ayer el proyecto de ley de EPSV con un claro objetivo: proteger los derechos e intereses de las personas asociadas a este tipo de entidades y generalizar la previsión social complementaria, haciendo especial hincapié en los sistemas colectivos y en los de empleo. Asimismo, como reza el comunicado, la Ley persigue reforzar la transparencia, eficiencia, solvencia, innovación y profesionalidad de la gestión de las Entidades de Previsión Social del País Vasco, que en la actualidad son un total de aproximadamente 200, con cerca de 1.300.000 asociados y más de 19.000 millones de euros de patrimonio, que representan el 30% del PIB de Euskadi.

La futura Ley regulará los mecanismos de tutela y el control de los poderes públicos para proteger los derechos e intereses de las personas asociadas a este tipo de entidades, cuyas características más importantes se centran en la protección frente a contingencias personales como jubilación, invalidez, fallecimiento, dependencia, desempleo de larga duración, enfermedad grave, gastos médicos, etc…

Otros puntos interesantes, dentro del ámbito de esta Ley, son las algo más de ochenta sociedades de ayuda mutua, cofradías, montepíos y hermandades, que existen en el ámbito agrario, pesquero y ganadero del País Vasco (Sutearo y Heriotzearo) y que cubren, exclusivamente, las siguientes contingencias: sepelio o daños y perjuicios en los bienes de vivienda, ganado, cosechas, bosques, embarcaciones o cualquier otra clase de bienes unidos a la actividad laboral o profesional del socio.



La previsión complementaria por convenio o pacto de empresas


Una de las principales novedades que se observan en la Ley es la ordenación y fijación de los principios básicos de los planes y entidades de previsión social voluntaria preferentes, que se constituyen como elementos fundamentales del desarrollo de la previsión social complementaria por vía de convenio o pacto de empresa, y con requisitos que garantizan la no discriminación en las incorporación de los socios y que establecen que la percepción de la prestación será preferentemente en forma de renta vitalicia, con una duración mínima de quince años en el caso de optar por el cobro en renta temporal.

Así, la Ley define y clasifica por primera vez a las EPSV en función de las contingencias cubiertas y a la naturaleza/vínculo entre sus socios: individual, de empleo, asociadas e indiferenciadas. Igualmente, los planes de previsión también se clasifican en base al vínculo existente entre sus socios (individuales, de empleo y asociados) y en relación al régimen de aportaciones y prestaciones (de aportación definida, de prestación definida y de carácter mixto). También, se establece una nueva definición y clasificación de los socios y las personas beneficiarias, y en las EPSV de modalidad individual o asociada se mantiene, para aquellos cuya primera aportación tenga una antigüedad superior a diez años, la posibilidad del rescate parcial o total de los derechos económicos con cargo a las reservas acumuladas y de acuerdo con el sistema financiero utilizado.

A nivel legal, la novedad reside en el capítulo IX en el que se establece el régimen jurídico de los planes de previsión social, regulándose desde su creación hasta su extinción. En el capítulo centrado en el Registro de Entidades de EPSV la Ley prevé la creación de un Fichero General con el fin de conocer el número real de asociados, evitar duplicidades, contribuir a una planificación ordenada y garantizar la correcta gestión de las prestaciones.

miércoles, 6 de julio de 2011

Fiscalidad EPSV: Aportaciones, prestaciones y traspasos

El socio de una EPSV, por las operaciones (aportaciones o prestaciones) que realice en su Plan de Previsión, deberá tributar en el Impuesto de la Renta de las Personas Fisicas (IRPF).

La legislación de IRPF aplicable a cada persona física está en función de su residencia fiscal. En concreto la legislación de IRPF de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa indica lo siguiente en lo relativo a Planes de Previsión.

Aportaciones

  • Las aportaciones realizadas por un socio a una EPSV reducirán la Base Imponible del IRPF.
  • El límite general de reducción se sitúa en 8.000 euros anuales, incrementándose en 1.250 euros por cada año que la edad del socio exceda de 52, hasta un límite máximo de 24.250 euros.
  • Es preciso tener en consideración que a los efectos de reducción de aportaciones, en el caso de residentes en el País Vasco, computan con un límite independiente las aportaciones del Promotor (empresa) a un Plan de Previsión de Empleo de las aportaciones del socio (persona física) a un Plan de Previsión Individual, de Empleo o Asociado.
     
  • Las aportaciones que excedan de los límites anteriores podrán ser reducidas de la base en los cinco ejercicios siguientes.        

Aportaciones a favor del cónyuge

  • Adicionalmente, los contribuyentes cuyo cónyuge o pareja de hecho no obtenga rentas a integrar en la Base Imponible General, o las obtenga en cuantía inferior a 8.000 euros anuales podrán reducir en la Base Imponible General las aportaciones realizadas a su favor con el límite máximo de 2.400 euros anuales.

Aportaciones a favor de personas con discapacidad

  • Existe una situación especial para Planes de Previsión en los que el socio sea una persona con discapacidad física o sensorial superior al 65% o psiquica superior al 33%.
  • Las aportaciones anuales que puede realizar cada socio a favor de personas con discapacidad con las que exista relación de parentesco (en línea directa o colateral hasta el tercer grado, cónyuge o pareja de hecho o régimen de tutela o acogimiento) no podrán exceder de 8.000 euros, sin perjuicio de las aportaciones que pueda realizar a su propia EPSV.
  • Las aportaciones anuales a favor de la persona con discapacidad, incluyendo sus propias aportaciones no podrán exceder de 24.250 euros.       

Prestaciones

  • Las percepciones recibidas por los socios de una EPSV por cualquiera de las contingencias tendrá la consideración de rendimiento del trabajo en el IRPF 
  • Con carácter general, sea el cobro en renta o en capital, se integrarán en la Base Imponible al 100%. 
  • No obstante, la cantidad percibida en capital  se integrará al 60%:
    • Cuando se trate de la primera prestación percibida por cada contingencia, siempre que haya transcurrido más de dos años desde la primera aportación. Este plazo no es exigible en el caso de prestación por invalidez. 
    • Tratándose de sucesivas prestaciones percibidas transcurridas cinco años desde la anterior prestación percibida por dicha contingencia, cuando las aportaciones guarden periodicidad y regularidad suficientes (según señala el correspondiente Reglamento del IRPF).   

Prestaciones de EPSV de personas con discapacidad

  • Las prestaciones obtenidas en forma de renta por las personas con discapacidad gozarán de una reducción en el IRPF de hasta tres veces el Salario Mínimo Interprofesional
  • Las prestaciones en forma de capital se regirán por las reglas generales señaladas anteriormente.   

Traspasos

Los traspasos, bien entre los distintos Planes de Previsión que integran una EPSV, bien entre distintas EPSV no tienen ningún tipo de implicación fiscal.

lunes, 27 de junio de 2011

Diferencias entre un plan de pensiones y una EPSV

Interesante artículo extraido de Suite101:

Tanto los planes de pensiones como los planes de las Entidades de Previsión Social EPSV son fórmulas de ahorro a largo plazo pensadas para acumular un capital que complemente la prestación de jubilación del sistema público. Los dos funcionan de manera muy parecida, aunque con matices que las hace diferentes.

Operativa de los planes de pensiones y de las EPSV

El ahorrador (partícipe) que contrata cualquiera de las dos fórmulas se compromete a unos pagos periódicos (aportaciones) con el fin de acumular un capital a largo plazo (derechos consolidados) para recibir un dinero (prestaciones) en el momento de la jubilación.
Las aportaciones se emplean en comprar valores con el fin de obtener un rendimiento que incremente el capital aportado. Estas inversiones las realiza una entidad gestora y las custodia una entidad depositaria, ambas supervisadas por una comisión de control.
Tipos de planes de pensiones y EPSV Hay tres tipos de planes, tanto de pensiones como EPSV: de empleo, asociados o individuales, en función de quién hace las aportaciones y quién es el beneficiario.
Los planes de empleo son aquellos en los que la empresa hace las aportaciones a favor de sus empleados. En los planes asociados el promotor es una asociación, sindicato o colectivo y los beneficiarios son sus miembros. Los planes individuales son los que pueden contratar cualquier persona con una entidad para completar su pensión de jubilación, la de su cónyuge o la de un familiar con discapacidad, en estos dos últimos casos siempre que se cumplan una serie de requisitos.

Los planes de pensiones y EPSV individuales

En los planes de pensiones y EPSV individuales el partícipe va haciendo aportaciones que se acumulan y van generando rendimientos, incrementado el capital para cuando llegue el momento de retirarlo. Para recuperar el dinero acumulado, denominado derechos consolidados, deben producirse alguna de las contingencias previstas:
  • Jubilación
  • Invalidez,
  • Desempleo de larga duración (durante más de un año y sin recibir prestaciones)
  • Enfermedad grave (dolencia propia que incapacite para la actividad habitual durante un periodo superior a 3 meses o dolencia de un familiar en primer grado que reduzca la renta disponible)
  • Fallecimiento.
En todos estos supuestos el beneficiario es el partícipe que hizo las aportaciones o el que él haya determinado (cónyuge o familiar discapacitado) salvo que se produzca fallecimiento, en cuyo caso perciben los derechos consolidados los herederos del beneficiario del plan.
El partícipe decide qué aportación hacer en cada momento, o incluso no hacer aportaciones durante un tiempo, aunque las entidades pueden establecer un mínimo anual. Si no está satisfecho con los resultados puede trasladar sus derechos consolidados a otro plan de pensiones o EPSV de la misma entidad o de otra diferente cuando lo desee.

Fiscalidad de las aportaciones a los planes de pensiones y a las EPSV

Las aportaciones de cada año a los planes de pensiones y a las EPSV permiten ahorrar impuestos en la declaración del IRPF del mismo año, con un máximo establecido que varía según la edad del partícipe. Los límites máximos de deducción son distintos según si se trata de un plan de pensiones o de una EPSV.
Llegado el momento de disfrutar del dinero ahorrado, también las percepciones están gravadas fiscalmente. Las prestaciones deben incluirse en la declaración del IRPF tanto del beneficiario como de sus herederos, en caso de fallecimiento del mismo. El Impuesto de Sucesiones y Donaciones no aplica en este caso.

Tratamiento fiscal diferente para las prestaciones

El tratamiento fiscal es diferente si los derechos consolidados se reciben en forma de renta (en sucesivas cuotas, como una nómina o una pensión) o en forma de capital (todo de una vez o dejando pasar mucho tiempo entre varias percepciones).
Cuando la prestación es en forma de renta, debe incluirse en la base del IRPF y tributa como un rendimiento más del trabajo, sin ninguna ventaja fiscal, tanto en los planes de pensiones como en las EPSV.
Cuando la prestación es en forma de capital, se incluye al 100% en la base del IRPF cuando se trata de un plan de pensiones, sin ninguna ventaja fiscal. En cambio, los beneficiarios de una EPSV sólo declaran el 60% de lo percibido la primera vez. Las siguientes prestaciones en forma de capital de una EPSV tributarán al 100% salvo que hayan transcurrido 5 años desde la última percepción para Bizkaia y Gipuzkoa, y 10 años para el caso de Álava, siempre que se cumplan las condiciones establecidas de permanencia y periodicidad en las aportaciones.

Principales diferencias de las EPSV

Además de tener ventajas fiscales, los planes de las EPSV se caracterizan porque sólo se pueden contratar en el País Vasco por personas o empresas con domicilio fiscal en cualquiera de sus provincias.
Pero la diferencia más importante afecta a la liquidez. El beneficiario puede recuperar el ahorro acumulado en una EPSV, o parte de él, a partir del décimo año desde su constitución sin necesidad de que concurran ninguna de las contingencias previstas de jubilación, fallecimiento, desempleo, invalidez o enfermedad. Aunque en este caso la inversión no estará cumpliendo con su objetivo principal de complemento para la jubilación.

jueves, 16 de junio de 2011

Ventajas e inconvenientes de los planes de pensiones y EPSVs

Me ha gustado este artículo visto en el Blog de Echévarri acerca de los planes de pensiones... tiene sus añitos (el artículo, Echévarri no lo sé) pero creo que puede ser intenresante:


El otro día Fernan2 me animaba a escribir algo sobre Planes de Pensiones, ya que estábamos a final de año, y dado el cierre fiscal es un tema muy muy manido. Lo cierto es que no lo he hecho porque es un tema que me aburre un pelín. No se que puedo contar que sea original. Mi postura a propósito de los planes creo que ha quedado clara en los episodios económicos, y especialmente en los comentarios a los mismos. Pero una vez más, y como resumen de fin de año, volveré a dar esas 4 pinceladas, con alguna aportación nueva.


1. La iliquidez constituye su principal defecto y una de sus principales virtudes. Se que jode mucho el no poder tocarlo cuando se necesita, pero es que ese dinero no deberíamos necesitarlo. Esa falta de liquidez protege ese capital, no sólo de Hacienda, de los acreedores, de un mal proceso de divorcio, etc...así mismo lo protege de su principal enemigo, que somos nosotros mismos. Siempre encontraremos una excusa para fundirnos la pasta. Siempre. Pero en esta hucha el tema esta difícil. Sólo admite buenas excusas: Jubilación, muerte, invalidez, enfermedad grave o intervención quirúrgica, desempleo,...lo cierto es que incluso me parecen un número excesivo de supuestos de liquidez.

2. Hay que recordar que el cobro por fallecimiento del Plan de Pensiones se puede y se debe tramitar fuera de la Herencia. No forma parte de la masa hereditaria. Conviene recordarlo si somos beneficiarios del mismo y nos hace falta dinero para pagar los impuestos de sucesiones. Como conviene que recuerde el titular del plan que éste no se sujeta a las legítimas.

3. Se que muchos no comulgáis con la gestión que se realiza en los planes de pensiones, tal y como ocurre con los fondos de inversión. Pero habida cuenta que los planes y productos análogos son la única herramienta fiscal que tenemos para que un particular reduzca imponible general me resulta un precio accesible, especialmente si, como ocurre, existen buenos planes y buenos gestores. Cierto es que hay mucha mediocridad, pero la profesionalidad existe. Busquémosla. Eso si, tengo la sensación de que los planes nunca van a descollar por su rentabilidad a corto. Entiendo que, por normativa, cuentan con más limitaciones que los fondos de inversión equivalentes, y eso, para bien y para mal, afecta al riesgo de sus apuestas.

4. Se trata de uno de los pocos productos donde tengo claro que puede resultar muy interesante apalancarse, es decir, endeudarse para hacer una aportación. No tanto por la rentabilidad financiera que le puedas sacar. Estoy pensando más bien en su rentabilidad fiscal. Alguien a quienes apenas le hayan retenido por haberle contratado por ejemplo en el ultimo cuatrimestre, pero que tanto en sus trabajo anterior como en el actual cuente con una nomina destacable se expone a un palo fiscal considerable. Muchos se dan cuenta en diciembre de la movida que se avecina al no haberles retenido en función de sus ingresos anuales. Una de dos, o pagan como campeones al año siguiente, bien con sus ahorros, bien con un préstamo, o bien piden ya ese préstamo y hacen una aportación extraordinaria al Plan de Pensiones en linea con sus últimos ingresos percibidos. De este modo lograran un préstamo con excelentes condiciones y en el largo plazo seguro que lo agradecen.

5. Se que a raíz de la ultima reforma fiscal mucha gente se ha disgustado. Incluso hay recomendaciones por parte de Organizaciones de Consumidores de no seguir aportando, al no gozar estas cantidades del derecho a reducción de un 40% en caso de cobro en forma de capital. Pues bien, creo que este consejo es un error para la gente joven. No creo que el marco fiscal que les toque en el momento del rescate tenga nada que ver. Especialmente (y eso si es criticable) con el bamboleo de tratamientos fiscales que se traen. Creo que, dado el previsible agotamiento del modelo público tal y como lo conocemos hoy día, tarde o temprano el sistema reconocerá la función social de los planes y su cobro tendrá un tratamiento más benigno.
6. Con motivo del punto anterior han pasado desapercibidas otras reformas fiscales del 2007 en la materia. Por ejemplo el que se unifiquen los limites de los planes privados y de empleo. Pero quizás lo más importante, y eso concuerda con esa tendencia que comentaba en el punto anterior, es la posibilidad de que los jubilados puedan seguir haciendo aportaciones al Plan de Pensiones y que, a diferencia del marco anterior, puedan rescatar ese dinero inmediatamente, y no sólo para el supuesto de muerte. Consecuentemente se ha eliminad también la obligación de comunicar dentro de los 6 meses siguientes a la jubilación a la entidad gestora como se desea cobrar el plan.

7. Se que muchos conocen la posibilidad de aportar al plan del cónyuge que no tiene rendimientos del trabajo Pero mucho menos conocido es el marco fiscal especifico tiene los discapacitados. Resumiendo, y sin entrar en tecnicismos, sus familiares pueden aportar a planes abiertos a nombre del minusválido y desgravarse en su declaración del IRPF. Tengo la sensación de que mucha gente no aprovecha esta opción, siendo especialmente interesante.

8. Un factor clave es el tiempo. Según se acerque nuestra edad teórica de jubilación debemos reducir sustancialmente nuestro riesgo, pasando de la renta variable y de la fija a largo plazo a activos monetarios. Eso si me parece el mismo despropósito no hacer esto que estar 30 años en Renta Fija o Garantizados.
9. La publicidad de planes. Al igual que muchos no comparto ese bazar-marketing en que se ha convertido la campaña de planes de pensiones. Parto de que no debería haber ni campaña, pues este es una tarea de todo el año, con un ajuste fino en el cierre. Pero eso que ya que la hay, podía tener un poquito más de dignidad. Creo que esta repulsas es general. Pero es que también me irrita especialmente la campaña de los listos. Y me refiero a campañas como la de ING(por otro lado muy similar a una que desarrollaba Citibank hace años). Unos gestores de la leche según ellos, que confían gran parte de sus planes a Morgan Stanley (entre nosotros, tal y como dicen ellos, ¿para qué intermediarios?). Lo que me molesta de su campaña es que lo centran todo en las comisiones de gestión. En el ejemplo que utilizan dicen que esa ventaja en sus comisiones supone ganar 246479 euros más. Pero claro, en primer lugar son 246 mil euros en 35 años. En euros de hoy en día la cantidad es muy inferior. Pero es que admitiendo, como es obvio, que eso juega a su favor, es evidente que si hablamos de esos plazos hablamos de Planes de Pensión de Renta Variable (¿o ellos recomendarían un Plan de Renta Fija a 35 años?). Y por tanto en un Plan de Pensiones de renta Variable, lo verdaderamente importante es la gestión y los resultados que se obtienen con ella. Por tanto, de nada me vale tener una comisión de un 1% más barato si la diferencia de resultados entre los mejores planes y los de ING son superiores a eso. Sinceramente, si me doy una vuelta por la BBDD de Yahoo puedo encontrar unos cuantos planes de pensiones con rentabilidades mucho más levadas que las de ING y con unas comisiones mayores. Hablar de la comisión de gestión y comparar dos planes distintos como si fuesen commodities me parece muy triste para un entidad que va de guay.

miércoles, 8 de junio de 2011

La próxima ley de EPSVs

Interesante artículo de Jose Ramón Urrutia (Economista):

La próxima ley de EPSVs

José Ramón Urrutia
Hace más de un cuarto de siglo, los vascos aprobamos un modelo propio de previsión social voluntaria que ha sido pionero y un ejemplo seguido e imitado a nivel estatal, y con ciertos matices, a nivel europeo. Este modelo vigente, Ley 25/1983 de 27 de octubre sobre Entidades de Previsión Social Voluntaria, constituye uno de los instrumentos más eficaces para hacer frente al desafío que plantea el envejecimiento poblacional, y las consecuencias del mismo, así como para complementar las prestaciones públicas, de una Seguridad Social en franco retroceso, canalizando el ahorro de los ciudadanos vascos hacia este fin.

El marco legal aprobado en su momento, con las adaptaciones y modificaciones llevadas a cabo en este recorrido histórico, a través de circulares, órdenes, e instrucciones emitidas por los Departamentos, responsables en cada momento, del Gobierno Vasco, ha permitido ir salvando situaciones no previstas y lagunas existentes.
La Ley 25/1983 ha cumplido con creces sus objetivos, y el tiempo les ha dado la razón a los que hace casi treinta años prepararon y sancionaran la misma. Sin embargo queda todavía mucho camino por recorrer, y es necesario dar soluciones integrales a los nuevos retos que la sociedad en general, y la vasca en particular están planteando.
Por ello el nuevo proyecto de Ley que tiene preparado el Gobierno Vasco, tal como dice la propia iniciativa legislativa, tiene como objeto “coadyuvar a generalizar la previsión social complementaria entre los ciudadanos del País Vasco, fomentando especialmente los sistemas colectivos y los de empleo, y clarificar y actualizar la normativa reguladora, incorporando conceptos y regulaciones que el acervo legislativo más próximo, tanto europeo como estatal, ha venido creando”.
El futuro texto legal, es un documento eminentemente técnico, y recoge en esencia la redacción preparada por el anterior Gobierno. Lo más destacado y novedoso de su articulado, sin entrar en un análisis exhaustivo, sería:
1.- La clasificación de las Entidades de Previsión Social. En el texto se distinguen:
  • a) aquellas EPSV que cubren contingencias personales, y las que cubren otro tipo de contingencias (daños o perjuicios en bienes, o gastos y servicios como consecuencia de sepelios y enterramientos).
  • b) las EPSV según naturaleza y vínculo entre sus socios: E.P.S.V. Individuales (aquellas cuyos Socios Promotores son entidades financieras o aseguradoras, y los asociados personas individuales), E.P.S.V. de Empleo (aquellas cuyos miembros mantengan o hayan mantenido con el Socio Protector una relación laboral o análoga, o aquellos cuyos miembros mantengan entre sí algún vínculo relacionado con su profesión-autónomos-), E.P.S.V. Asociadas (cuando los miembros mantiene entre sí una vinculación asociativa no laboral, ni profesional) y E.P.S.V. Indiferenciadas (aquellas cuyos miembros mantengan vínculos no laborales, y desarrollen actividades de cobertura de contingencias no personales).
2.- EPSV y Planes de Previsión Social.
Como novedad más destacada del nuevo proyecto de Ley, en este punto, es el que hace referencia a la nueva calificación de Preferentes, tanto para las Entidades, como para los Planes.
Tendrán la calificación de Preferentes las EPSV de Empleo que únicamente integren Planes de Previsión Social Preferentes. La calificación de Preferente a un Plan de Previsión será otorgada cuando cumpla los siguientes requisitos:
  • a) El principio de no discriminación a sus asociados.
  • b) Acción protectora mínima. De tal forma que debe dar cobertura como mínimo a la jubilación, al fallecimiento que cause pensión de viudedad y orfandad, y a la invalidez o incapacidad permanente.
  • c) Aportaciones compartidas. Los Planes Preferentes al generarse en el ámbito del trabajo profesional por cuenta ajena, y a través de convenios, pactos, y acuerdos colectivos suscritos entre las partes, las aportaciones han de ser determinadas por la negociación colectiva, y han de realizarse por los socios protectores y por los socios de número.
  • d) Movilidad. Los derechos económicos de los asociados, solo podrán trasladarse a otros Planes de Empleo Preferentes.
  • e) Imposibilidad de rescate. No hay posibilidad de devolución anticipada de los derechos económicos a favor de los socios de número.
  • f) Prestaciones. La percepción de las prestaciones, como norma general, ha de ser en forma de renta vitalicia o temporal, con las excepciones que se establezcan por vía reglamentaria.
  • g) Comisión de Seguimiento. La comisión que lleve a cabo el seguimiento del Plan de Empleo Preferente, ha de ser paritaria.
3.- Disposiciones especiales.
En las disposiciones transitorias se fijan los plazos, seis meses, que nos parece un plazo reducido, desde la entrada en vigor de la nueva Ley, para que las EPSV ya constituidas, adapten sus Estatutos a la misma, así como para readaptarse a las distintas clasificaciones de Planes de Previsión, y a otras exigencias.
Por último, se establece que hasta la entrada en vigor de las disposiciones reglamentarias de la nueva Ley, mantendrán su vigencia las disposiciones reglamentarias y demás normativa de desarrollo de la Ley 25/1983, en cuanto no resulten incompatibles.
Confiemos que cuando el nuevo proyecto legal llegue al Parlamento Vasco, los partidos políticos, tras un debate sereno, provechoso, y no demasiado dilatado en el tiempo, consensuen y aprueben la nueva Ley, al objeto de que dispongamos del marco legal más adecuado a las necesidades futuras de la sociedad vasca en materia de previsión social complementaria, y el mismo dé al menos tantos frutos como el anterior.

http://blogs.deia.com/ekoberri/2011/04/10/la-proxima-ley-de-epsvs/

lunes, 6 de junio de 2011

Algunas de las mejores EPSVs

Modalidad Asociada   
   
COLEGIO DE INGENIEROS DEL PAÍS VASCO, EPSV
C/ Alameda de Mazarredo nº 69 - 5º, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4232244

   
   
ETORPENSION PREVISION EMPRESARIAL VASCA E.P.S.V.
C/ Paseo Mikeletegi nº 52 -Miramón-, 20009 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/309165
web: www.etorpension.es

   
   
PAKEA PREVISION, E.P.S.V.
C/ Dr. Camino nº 1, 20004 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/427106

   
   
WINTERTHUR E.P.S.V.
C/ Alameda de Urquijo nº 78 bajos, 48013 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4277500
web: www1.winterthur.es/home/par/par_aho/par_aho_pro/par_aho_pro_pen-3.htm




Modalidad de Diversas  
   
E.P.S.V. DE LAS EMBARCACIONES DE BAJURA DE GIPUZKOA
C/ Miraconcha nº 9 - semi sotano, 20007 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/453705

   
   
EUSKO FIDE, E.P.S.V. de Decesos
C/ Máximo Aguirre 18 bis, 48011 BILBAO (BIZKAIA) (BIZKAIA)
teléfono: 94/4423450
web: www.euskofide.es

   
   
HERMANDAD SANITARIA DE SAN JUAN BAUTISTA E.P.S.V.
C/ Nafarroa Etorbidea, nº 9 - bajo, 20500 ARRASATE - MONDRAGON (GIPUZKOA)
teléfono: 943/791288

Modalidad de Empleo

   
   
ARABA PENSIONES E.P.S.V.
C/ Postas nº 13-15, 1004 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/162000

   
   
AVIVA PREVISIÓN, E.P.S.V.
C/Gran Vía nº 35, 48.009 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4154181

   
   
BG PREVISION MULTIPLAN, EPSV
Avenida de la Libertad nº 21, 20004 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/418686
web: www.bancogui.com

   
   
BIDEPENSION E.P.S.V.
Plz. Federico Moyua nº 4, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4206200
web: www.axa-seguros.es

   
   
CAJA DE SOCORROS E.P.S.V. PARA PRODUCTORES DE ICOA, S.A.
Crtra. Nac. 240 - Km. 14, 1170 LEGUTIANO (ALAVA)
teléfono: 945/465533

   
   
CAJA PREVISION SOCIAL VOLUNTARIA JUAN URRUTIA
Cardenal Gardoki, nº 8, 48008 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4151411

   
   
E.P.S.V. ACERALIA PERFILES OLABERRIA, S.L.
C/ Barrio de Yurre, 20212 OLABERRIA (GIPUZKOA)
teléfono: 943/880300

   
   
E.P.S.V. ARABA ETA GASTEIZ AURREZKI KUTXA I
C/ Postas nº 13-15, 1004 VITORIA - GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/162000

   
   
E.P.S.V. ARABA ETA GASTEIZ AURREZKI KUTXA II
C/ Postas nº 13-15, 1004 VITORIA - GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/162000

   
   
E.P.S.V. BIHARKO
C/ Navarra, 5 - 6ª planta, 48001 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4018236-7

   
   
E.P.S.V. COLECTIVO DE TRABAJADORES BANCO VITORIA
C/ Dato nº 6, 1005 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/163414

   
   
E.P.S.V. DE SOCORROS EMPLEADOS Y OBREROS DE CONSTRUCCION Y AUX. DE FERROCARRIL
C/ José Miguel Iturrioz nº 26- 2º Izq., 20200 BEASAIN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/880364

   
   
E.P.S.V. ELKARKIDETZA
C/ Ramón y Cajal nº 7 y 9, 1007 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/231896
web: www.elkarkidetza.net

   
   
E.P.S.V. EMPLEADOS DE BANKOA
Avda. de la Libertad nº 5, 20004 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/410100

   
   
E.P.S.V. GERTAKIZUN
C/ Zubieta nº 22 bajo, 20007 DONOSTIA (GIPUZKOA)
teléfono: 943/430200

   
   
E.P.S.V. INDOSUEZ NORTE PENSIONES
Avda. de la Libertad, 20, 20004 San Sebastián (GIPUZKOA)
teléfono: 943/430207

   
   
E.P.S.V. LANAUR BAT
C/ Garibay nº 15, 20004 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/411000

   
   
E.P.S.V. MONTEPIO DE ASOC. IGUALATORIO MEDICO QUIRURGICO Y ESPECIALIDADES
C/ Máximo Aguirre, nº 18-bis, 48011 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4423450

   
   
E.P.S.V. MOYRESA
C/ Repelega s/n, 48920 PORTUGALETE (BIZKAIA)
teléfono: 94/4965111

   
   
E.P.S.V. PARA PRODUCTORES DE FORMICA ESPAÑOLA S.A.
Avda. Txomin Egileor nº 54, 48960 GALDAKAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4570700

   
   
E.P.S.V. PARA TRABAJADORES DE CEMENTOS PORTLAND LEMONA
C/ Arraibi nº 40, 48330 LEMONA (BIZKAIA)
teléfono: 94/4872255

   
   
EPSV ALTOS HORNOS DE BERGARA, S.A.
C/ Ibarra, nº 6, 20570 BERGARA (GIPUZKOA)

   
   
EPSV DE TRABAJADORES DE PRODUCTOS TUBULARES, S.A.
Carretera Galindo-Ugarte s/n, 48510 VALLE DE TRAPAGA (BIZKAIA)

   
   
ETORPENSION PREVISION EMPRESARIAL VASCA E.P.S.V.
C/ Paseo Mikeletegi nº 52 -Miramón-, 20009 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/309165
web: www.etorpension.es

   
   
GAUZATU E.P.S.V.
C/ Gran Via nº 30, 48001 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4877031

   
   
GENERALI EMPLEO, EPSV
c/ Alda. Rekalde nº 33, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
web: www.generali.es

   
   
GEROA PENTSIOAK, E.P.S.V.
Paseo Lugaritz nº 27, 20018 DONOSTIA (GIPUZKOA)
teléfono: 943/317279/317022
web: www.geroa.es

   
   
GEROCAIXA PREVISIÓN EMPRESARIAL, EPSV
C/ Gran Vía nº 38, 1º., 48009. BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 902.10.15.15

   
   
GRUPO DE EMPRESAS TUBACEX E.P.S.V.
C/ Tres Cruces nº 8, 1400 LLODIO (ALAVA)
teléfono: 94/6721350

   
   
HAZIA E.P.S.V.
C/ Gran Via nº 23, 48001 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4877031

   
   
ITZARRI, E.P.S.V.
C/San Antonio, nº 2, 01005 VITORIA- GASTEIZ (ÁLAVA)
teléfono: 945 00 05 00
web: www.itzarri.com

   
   
KUTXA, EPSV
C/ Bergara, nº 14, 20005 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/426436

   
   
LAGUN - ARO E.P.S.V.
C/ José Mª Arizmendiarrieta s/n, 20500 ARRASATE (GIPUZKOA)
teléfono: 943/790100

   
   
LANTEGI BATUAK, E.P.S.V.
Txorierri Etorbidea, 12, 48.180 LOIU (BIZKAIA)
teléfono: 94/453.59.99
web: www.lantegi.com

   
   
MUTUA PREVISION SOCIAL VOLUNTARIA ECHEVARRIA EPSV
Carretera de Vergara 36, 1013 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/261800

   
   
MUTUALIDAD DE PREVISION SOCIAL ALEJANDRO ECHEVARRIA
Avda. de los Huetos nº 73-75, 1010 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/185000
web: www.epsvalejandroechevarria.com

   
   
NORPYME E.P.S.V.
C/ Gran Via 12-5º, 48001 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4875432
web: www.bbva.es

   
   
PASTOR PREVISION, E.P.S.V. (BANCO PASTOR)
Pza. Ensanche, 1, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4103185

   
   
PREVISION QUIRURGICA MUTUALISTA E.P.S.V.
C/ B. Tomás de Zumarraga, 10, 1008 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/140900

   
   
PRUDPENSION, E.P.S.V.
C/Adriano, VI, 20, 01.008 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/222900

   
   
SVRNELAN E.P.S.V.
C/Cardenal Gardoqui nº 1, 48.008 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4792200
web: www.svrne.es

   
   
TUBOS REUNIDOS E.P.S.V.
Barrio Sagarribay s/n, 1470 AMURRIO (ALAVA)
teléfono: 945/897100

   
   
WINTERTHUR E.P.S.V.
C/ Alameda de Urquijo nº 78 bajos, 48013 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4277500
web: www1.winterthur.es/home/par/par_aho/par_aho_pro/par_aho_pro_pen-3.htm

Modalidad Individual

   
   
AVIVA JUBILACIÓN E.P.S.V.
C/Gran Vía nº 35, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4153516

   
   
BANKINTER PREVISION E.P.S.V.
Plz. Pedro Eguillor nº 1, 48008 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4169795

   
   
BANSABADELL PREVISIÓN, EPSV
C/ Ercilla 19, 48009 BILBAO (BIZKAIA)

   
   
BASKEPENSIONES E.P.S.V.
C/ Gran Via nº 23, 48001 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4877031
web: www.bbk.es

   
   
BG PREVISION MULTIPLAN, EPSV
Avenida de la Libertad nº 21, 20004 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/418686
web: www.bancogui.com

   
   
BIDEPENSION E.P.S.V.
Plz. Federico Moyua nº 4, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4206200
web: www.axa-seguros.es

   
   
BILBAO E.P.S.V.
Paseo del puerto nº 20, 48990 GETXO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4898100
web: www.segurosbilbao.com

   
   
CAJA DE MADRID E.P.S.V.
C/ General Alava, nº 15, 1005 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/133054
web: www.cajamadrid.es

   
   
CASER PREVISION, E.P.S.V.
C/ Doctor Achucarro, nº 2, 1º izda., 48011 BILBAO (BIZKAIA)

   
   
CATALANA OCCIDENTE PREVISION, E.P.S.V.
C/ Heros nº 26 planta baja, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4235257 93/582062

   
   
CREDIT AGRICOLE MERCAPENSION EPSV
Gran Vía nº 2, 5ª Planta, 48001 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/661.22.22

   
   
E.P.S.V. INDOSUEZ NORTE PENSIONES
Avda. de la Libertad, 20, 20004 San Sebastián (GIPUZKOA)
teléfono: 943/430207

   
   
EUROPREVISION E.P.S.V.
C/ Gran Vía nº 17, 48001 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4236611

   
   
EUSKADIKO PENTSIOAK E.P.S.V.
C/ Paseo José Mª Arizmendiarrieta s/n, ()

   
   
FIATC PREVISION EPSV
General Concha nº 10, 48008 BILBAO (BIZKAIA)

   
   
FINECOPENSION, E.P.S.V.
C/ Ibañez de Bilbao, nº9, Bajo, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
web: www.fineco.com

   
   
GENERALI PREVISION 2, EPSV
Plaza de Federico Moyúa nº 8, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
web: www.generali.es

   
   
GENERALI PREVISION SOCIAL E.P.S.V.
Alda. de Rekalde nº 33, 40009 BILBAO (BIZKAIA)
web: www.generali.es

   
   
GEROCAIXA, E.P.S.V.
C/ Gran Vía nº 38, 1º., 48009 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 902.10.15.15.
web: www.lacaixa.es

   
   
GEROKOA E.P.S.V.
Avda. de Libertad nº 5, 20004 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/410100
web: www.bankoa.es

   
   
INVESPENSION E.P.S.V.(SAFEI - BILBAO, S.A.)
C/ Licenciado Poza, nº 5 - Planta baja, 48008 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4156455
web: www.safei.com

   
   
IZARPENSION E.P.S.V. (CAJA RURAL VASCA)
C/ Correo nº 2, 48005 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4165200
web: www.iparkutxa.com/ahorro/ahorro.html

   
   
KUTXA BI, EPSV
Bergara nº 14, 20005 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/426436

   
   
KUTXA, EPSV
C/ Bergara, nº 14, 20005 SAN SEBASTIAN (GIPUZKOA)
teléfono: 943/426436

   
   
LBERTY PREVISIÓN, E.P.S.V.
C/Henao nº 5., 48.009. BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 91.301.79.00.

   
   
MAPFRE VIDA UNO E.P.S.V.
Plz. Ensanche s/n 1ª planta Edificio Mapfre, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4204056

   
   
MORGAN STANLEY PENSIONES E.P.S.V.
C/ San Prudencio, nº 6, 1005 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/135339
web: www.morganstanley.es

   
   
NORPENSION E.P.S.V.
C/ Gran Via 12-4º, 48001 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4874269
web: www.bbva.es

   
   
PASTOR PREVISION, E.P.S.V. (BANCO PASTOR)
Pza. Ensanche, 1, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4103185

   
   
PREVITORIA E.P.S.V.
C/ Postas nº 22, 1001 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/163300

   
   
RENTA 4, E.P.S.V.
C/Marqués del Puerto nº 6 - 1º, 48.009 Bilbao (Bizkaia)
teléfono: 944 23 75 86

   
   
RURAL PENSION XXI, E.P.S.V.
C/ Nagusia nº 36, 20160 LASARTE (GIPUZKOA)
teléfono: 91 700 70 23

   
   
SANTANDER PREVISION 1, EPSV
Plaza de Jado nº 1, 48009 BILBAO (BIZKAIA)
web: www.santandercentralhispano.es

   
   
SVRNEPENSION E.P.S.V.
C/ Gardoki 1, 48008 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4792200
web: www.svrne.es

   
   
VITAL PENSION E.P.S.V.
C/ Postas nº 13-15, 1004 VITORIA-GASTEIZ (ALAVA)
teléfono: 945/162000

   
   
WINTERTHUR E.P.S.V.
C/ Alameda de Urquijo nº 78 bajos, 48013 BILBAO (BIZKAIA)
teléfono: 94/4277500
web: www1.winterthur.es/home/par/par_aho/par_aho_pro/par_aho_pro_pen-3.htm

EPSVs: Fiscalidad


EL RÉGIMEN FISCAL DE LAS EPSV.

El importante desarrollo que han adquirido las EPSV en el País Vasco no sería posible sin
una normativa fiscal adecuada.

En el País Vasco las competencias en materia fiscal corresponden, en virtud del Concierto
Económico, a las Diputaciones Forales y Juntas Generales de los respectivos Territorios
Históricos, sin perjuicio de las competencias que en materia de armonización, coordinación
y colaboración tiene reconocidas el Gobierno Vasco por el Estatuto de Autonomía (OCTE).

El régimen fiscal debemos analizarlo desde los siguientes puntos de vista, a saber:
- El de las EPSV, como Entidades con personalidad jurídica propia y distinta de los
socios que la componen.
- El Régimen tributario de las aportaciones del socio de número u ordinario.
- El de las aportaciones del socio protector.
- El régimen tributario de las prestaciones otorgadas.

Régimen tributario de las EPSV
1. Impuesto sobre Sociedades.

Las EPSV que otorguen pensiones por jubilación, fallecimiento, incapacidad permanente, enfermedad grave o desempleo de larga duración o prestaciones por dependencia tributarán en el Impuesto sobre Sociedades al tipo 0%, con derecho a la devolución de las retenciones sobre los rendimientos del capital mobiliario, con la excepción de los correspondientes a los rendimientos implícitos de activos financieros con retención única en origen.

El resto de EPSV tributarán al tipo reducido del 21%.

2. Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, IVA, Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana e IAE.

Las EPSV gozan de exención en los mencionados impuestos.

Régimen tributario de las aportaciones del socio de número u ordinario
Las cantidades aportadas por el socio de número, serán deducibles de la base imponible general del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas con el límite general de 8.000€ anuales.

Para aquellos socios que sean mayores de 52 años, los límites anteriores se incrementará en 1.250€ adicionales por cada año de edad del socio que exceda de 52 años, hasta un límite máximo de 24.250€ para los de 65 o más años de edad.

Además, los contribuyentes cuyo cónyuge o pareja de hecho no obtenga rendimientos a integrar en la base imponible general o los obtenga en cuantía inferior a 8.000€ anuales, podrán reducir en la base imponible general del IRPF las aportaciones realizadas a EPSV de las que sea socio dicho cónyuge o pareja de hecho, con el límite máximo de 2.400€.

Por lo que se refiere a las personas con minusvalía, las aportaciones máximas realizadas por persona distinta del minusválido no podrán exceder de 8.000€, fijándose en 24.250€ el total máximo de las aportaciones reducibles, incluidas las del propio minusválido.

Asimismo, serán deducibles en la cuota íntegra el 50% de las aportaciones a sistemas de previsión social en el ámbito empresarial que no sean discriminatorios, con un límite máximo de 200 euros anuales.

Régimen tributario de las aportaciones del socio protector
Las aportaciones realizadas por parte del socio protector sólo tienen lugar en las EPSV de la modalidad de empleo.

Dichas aportaciones tienen la consideración de gasto deducible en el Impuesto personal de la empresa (Impuesto sobre Sociedades), si bien tal deducibilidad se condiciona a la imputación de las cantidades aportadas a los socios de número, integrándose en la base imponible de su impuesto personal.

Este régimen general tiene una importante excepción a favor de aquellos empresarios que pactaron con sus trabajadores una previsión social complementaria con anterioridad a todo el desarrollo legal y fiscal vigente. De este modo, los socios protectores pueden deducirse la cuantía de las contribuciones en su Impuesto sobre Sociedades, siempre que los compromisos o pactos hubiesen sido anteriores al 17 de Septiembre de 1986, sin que se exija la imputación de tales cantidades a los trabajadores o asociados en su base imponible del IRPF.

Asimismo, tampoco será necesaria la imputación al trabajador, cuando las aportaciones sean necesarias para garantizar las prestaciones en curso o los derechos de los socios de EPSV o planes de previsión que incluyan regímenes de prestación definida para la jubilación y se haya puesto de manifiesto, a través de las revisiones actuariales, la existencia de un déficit en la citada EPSV o plan de previsión.

Además, las aportaciones realizadas por el socio protector gozan de una deducción del 10% en la cuota líquida del Impuesto sobre Sociedades con el límite de aportación por trabajador de 8.000€ anuales.

El exceso de aportaciones realizadas por los socios de número u ordinarios y/o las contribuciones efectuadas por los socios protectores que no hayan podido ser objeto de reducción de la base imponible del IRPF por superar los límites señalados o por resultar dicha base imponible insuficiente podrán ser objeto de reducción en los 5 ejercicios siguientes.

Por último, serán deducibles de la cuota líquida del Impuesto sobre Sociedades el 50% de las aportaciones realizadas por el socio protector a sistemas de previsión social en el ámbito empresarial que no sean discriminatorios, con un límite máximo de 200 euros anuales.

Régimen tributario de las prestaciones percibidas
Todas las prestaciones otorgadas por las EPSV, así como las cantidades abonadas con anterioridad al acaecimiento de la contingencia (rescates) tienen la consideración de rendimiento íntegros del trabajo personal, incluso a efectos de retención.

La única diferencia vendría determinada por su forma de percepción. Así, cuando la prestación consiste en una percepción en forma de capital, gozarían de una reducción del 40% la primera percepción y cada cinco años desde la anterior percepción, siempre y cuando las aportaciones satisfechas guarden una periodicidad y regularidad suficientes.
Se entenderá que las aportaciones satisfechas guardan una periodicidad y regularidad suficientes, cuando el periodo medio de permanencia sea superior a la mitad del número de años transcurridos entre la fecha de la percepción y la fecha de la primera aportación. El periodo medio de permanencia de las aportaciones será el resultado de calcular el sumatorio de las aportaciones multiplicadas por su número de años de permanencia y dividirlo entre la suma total de las aportaciones satisfechas.

Si la prestación tuviese el carácter de renta, se integraría en la base imponible general en el 100% de su importe.

En las prestaciones mixtas, que combinan ambas modalidades, el porcentaje reductor del 40% sólo resultará aplicable al cobro efectuado en forma de capital.

Por su parte, las prestaciones percibidas en forma de renta por personas con minusvalía gozan de una exención de hasta tres veces el salario mínimo interprofesional.

Tratamiento de aportaciones y prestaciones
Aquí dispone de un resumen de la Legislación fiscal ordenada por años en documentos "PDF" de Acrobat Reader para que pueda descargarlos a su ordenador.
Año 2011. Régimen de las aportaciones y prestaciones.

Año 2011. Régimen de las aportaciones y prestaciones. Cuadro comparativo.

Régimen de las aportaciones y prestaciones 2002.

Régimen de las aportaciones y prestaciones a la previsión social complementaria 2003

Régimen de las aportaciones y prestaciones a la previsión social complementaria 2004.

Régimen de las aportaciones y prestaciones a la previsión social complementaria 2005.

Régimen de las aportaciones y prestaciones a la previsión social complementaria 2006.

Régimen de las aportaciones y prestaciones a la previsión social complementaria 2007.

Régimen de las aportaciones y prestaciones a la previsión social complementaria 2007. Cuadro compara

Régimen de las aportaciones y prestaciones a la previsión social complementaria 2008.

Régimen de las aportaciones y prestaciones a la previsión social complementaria 2009.

Régimen de las aportaciones y prestaciones. 2010